Además de la emulación, restauré mi viejo Nintendo en su lugar.

Published:

Dhruv Butani / Autoridad de Android

Me encontré por primera vez con los juegos de consola modernos a la edad de 12 años con Game Boy Advance SP de Nintendo. No fue el primer videojuego que jugué, pero al crecer en la India, rara vez tuve acceso a las últimas y mejores consolas.

Game Boy Advance me introdujo a un nuevo mundo de potenciadores gracias a Super Mario, narraciones épicas a través de Final Fantasy IV, mi propia búsqueda para convertirme en el mejor gracias a Pokémon y cientos de horas de entretenimiento dedicadas a descubrir mi próximo movimiento. en las guerras de Progreso. Sin embargo, a medida que avanza la vida, mi compañero de la infancia se quedó en algún lugar para cosas más grandes y brillantes.

Por suerte, me topé con mi vieja consola durante un proyecto de renovación reciente. Tirado en una caja durante una década y media, múltiples movimientos y toda una vida seguida, estaba claro que los tiempos no habían sido los adecuados para lo mejor de Nintendo. Una pantalla rota fue solo el primero de una larga lista de problemas con la consola. Si eres como yo, entenderás mi nostalgia por la electrónica antigua y por qué restaurarla ha sido una pasión para mí. Esto brindó la oportunidad perfecta para restaurar la Game Boy Advance SP averiada a su antigua gloria.

¿Has considerado restaurar una consola de juegos antigua?

0 votos

Un mundo de opciones para restaurar o actualizar

Gameboy Advance SP con partes esparcidas a su alrededor

Dhruv Butani / Autoridad de Android

Reparar todo tipo de dispositivos electrónicos puede ser desalentador, pero lo primero que debe saber sobre la reparación de una consola de juegos es que es como jugar con Lego. La ingeniería de precisión significa que, en la mayoría de los casos, debe ordenar muchos cables y bobinas. En muchos casos, pero no en todos, una reparación puede ser un simple reemplazo. Sin embargo, eso no significa que sea un paseo por el parque.

A diferencia de las computadoras o los teléfonos inteligentes, restaurar una consola generalmente solo implica intercambiar componentes modulares.

Cuando comencé a reparar la consola, mi primera tarea fue identificar el modelo exacto que tenía a mano. La mayoría de las marcas tienden a arreglar sus televisores y consolas portátiles a lo largo de sus vidas. Las variantes delgadas de la PlayStation, la Nintendo Switch mejorada con mejor duración de la batería y la Game Boy Advance SP con una pantalla más brillante son ejemplos de consolas que son técnicamente iguales pero lo suficientemente diferentes como para requerir una verificación cuidadosa del número de modelo exacto.

Con el número de modelo identificado, llegó el momento de sumergirse en el vasto mundo de la personalización.

componentes de mano legend gameboy sp

Dhruv Butani / Autoridad de Android

Los juegos retro como pasatiempo solo han crecido a lo largo de los años y décadas y existe una comunidad próspera para satisfacer las necesidades de los usuarios que desean restaurar y actualizar sus consolas. Al navegar por una de las principales tiendas de repuestos para consolas, Handheld Legend, es alucinante ver qué tipo de innovación está en juego.

Prístino y OG, o mejorado con iluminación RGB, la elección es tuya.

¿Quiere darle un impulso a su vieja computadora de mano con una nueva escala y botones? Simple. ¿Qué pasa con los botones retroiluminados por LED? No hay problema. ¿Quieres una Game Boy Advance con USB-C? Seguramente. ¿Qué tal agregar una pantalla a color a una consola que ni siquiera viene con una? ¡Tu lo tienes!

En mi caso, quería mantener la experiencia lo más cercana posible a la original, así que decidí mantener las actualizaciones mínimas y darle a mi viejo Game Boy Advance SP una pantalla más brillante. También decidí agregar nuevos botones y una carcasa nueva y afilada al pedido, después de lo cual solo fue cuestión de esperar unas semanas para que se enviaran los productos. Es posible que también necesite algunas herramientas especializadas para acceder a su consola favorita. Por ejemplo, en el caso de Game Boy Advance, o de la mayoría de las consolas de Nintendo, necesitarás un destornillador especial de tres hojas a la mano para abrirlo. Recomiendo obtenerlo de Amazon mientras espera que llegue el resto de los componentes.

Si su consola está demasiado lejos para arrancar, podría ser el momento de llamar a los especialistas.

En cuanto a la reparación de la consola real, el proceso puede ser bastante trivial o muy complicado dependiendo de lo que intente lograr. No hace falta decir que si su consola está demasiado lejos para arrancar, puede ser el momento de obtener ayuda especializada.

La paciencia es clave a la hora de reparar una consola

GameBoy Advance SP colocado en una revista

Dhruv Butani / Autoridad de Android

Una vez que abra su consola de videojuegos, otra cosa a tener en cuenta es la ubicación de los tornillos. En lo más profundo del proceso similar a un rompecabezas de abrir una consola, hacer un seguimiento de dónde va cada tornillo puede ser bastante complicado. ¿Mi sugerencia? Fotografíe cada paso del proceso y mantenga los tornillos separados para cada parte de la consola.

Las consolas más antiguas tienden a ser bastante modulares, y el intercambio de piezas puede ser una experiencia simple de desenchufar y reemplazar.

La mayoría de las consolas son bastante modulares en su enfoque. Tiene sentido ya que las empresas tuvieron que enviar millones de ellos el día del lanzamiento. Esto hace que desconectar y reemplazar la mayoría de los componentes sea relativamente fácil. Sin embargo, debe tener especial cuidado con las cosas pequeñas como los botones laterales y las bisagras. Muchas consolas antiguas usaban resortes de tensión, que son increíblemente difíciles de colocar. Sea paciente, use pinzas y no tenga miedo de tomar un descanso si lo encuentra demasiado estresante. Definitivamente no quiere estar en una posición como la mía en la que accidentalmente raspa una pieza de una placa base o pierde un resorte, dejándolo esperando semanas para un reemplazo. He estado allí, hecho eso. ¿Estás atrapado en algún lugar? Siga una guía de video.

Cuando era niño, tenía mis dientes reparando consolas de videojuegos como pasatiempo y como dinero de bolsillo, por lo que no me tomó mucho más de una hora desarmar la consola, quitarle el polvo al interior y reemplazar todas las partes externas. . El proceso es tan simple que un principiante no necesita mucho más que un domingo por la tarde.

¿Vale la pena?

Emulación de Samsung Galaxy S20 Ultra GameCube con controlador Xbox en mano

Ahora, algunos de ustedes pueden preguntarse por qué pasaría por el tedioso proceso y el costo de reparar una pieza de tecnología muerta hace mucho tiempo. La nostalgia es una medicina poderosa, y para mí tener mi primer recuerdo de una consola de videojuegos en perfectas condiciones fue suficiente recompensa para mí. Sin embargo, hay otras razones para empezar con una consola retro. Primero, en lo que respecta a algunos de los mejores emuladores de consolas de videojuegos, no pueden replicar las imperfecciones de las consolas de antaño. Para aquellos de nosotros que jugamos con los originales, esas verrugas son parte de la experiencia, y la experiencia OLED perfecta a menudo puede quitarle el encanto.

La emulación ha recorrido un largo camino, pero no puede replicar la sensación de un amado D-Pad o la perfección en bloques de una pantalla de baja resolución.

Luego está el tema de los controles y, en este caso, la portabilidad. Tal vez esté mirando a través de lentes color de rosa, pero incluso los mejores controladores de mano no pueden replicar la tactilidad de un amado D-Pad en un controlador original. También está el pequeño detalle de tener otro dispositivo contigo si la emulación es tu problema. En el caso de mi Game Boy Advance, el enfoque sin complicaciones, colocar un cartucho y el juego es una gran ventaja. Sin notificaciones, sin distracciones, solo juegos.

Nintendo Game Boy Advance con pantalla rota

Dhruv Butani / Autoridad de Android

La pregunta del millón, por supuesto, es si vale la pena. Y la única respuesta a eso es sí, para la persona adecuada. La emulación moderna ha llegado a un punto en el que la mayoría de los jugadores casuales estarían encantados de cargar una copia adquirida legalmente de su juego retro favorito, colocar un controlador de mano y dar por terminado el día. Sin embargo, para aquellos que quieren el trato real, la experiencia de la vieja escuela, o quieren hacer un viaje por el camino de la memoria, solo la alegría de resucitar una querida pieza de tecnología que les ha brindado cientos, si no miles, de horas de diversión la disminuirá. . . Sé en qué campamento estoy.

Ahora vamos a reparar ese otro Game Boy que recogí de un depósito de chatarra.

Esto te podría gustar..

Recién publicado