[tds_menu_login inline="yes" guest_tdicon="td-icon-profile" logout_tdicon="td-icon-log-out" tdc_css="eyJwaG9uZSI6eyJtYXJnaW4tcmlnaHQiOiIyMCIsIm1hcmdpbi1ib3R0b20iOiIwIiwibWFyZ2luLWxlZnQiOiI2IiwiZGlzcGxheSI6IiJ9LCJwaG9uZV9tYXhfd2lkdGgiOjc2N30=" toggle_hide="eyJwaG9uZSI6InllcyJ9" ia_space="eyJwaG9uZSI6IjAifQ==" icon_size="eyJhbGwiOjI0LCJwaG9uZSI6IjIwIn0=" avatar_size="eyJwaG9uZSI6IjIwIn0=" show_menu="yes" menu_offset_top="eyJwaG9uZSI6IjE4In0=" menu_offset_horiz="eyJhbGwiOjgsInBob25lIjoiLTMifQ==" menu_width="eyJwaG9uZSI6IjE4MCJ9" menu_horiz_align="eyJhbGwiOiJjb250ZW50LWhvcml6LWxlZnQiLCJwaG9uZSI6ImNvbnRlbnQtaG9yaXotcmlnaHQifQ==" menu_uh_padd="eyJwaG9uZSI6IjEwcHggMTVweCA4cHgifQ==" menu_gh_padd="eyJwaG9uZSI6IjEwcHggMTVweCA4cHgifQ==" menu_ul_padd="eyJwaG9uZSI6IjhweCAxNXB4In0=" menu_ul_space="eyJwaG9uZSI6IjYifQ==" menu_ulo_padd="eyJwaG9uZSI6IjhweCAxNXB4IDEwcHgifQ==" menu_gc_padd="eyJwaG9uZSI6IjhweCAxNXB4IDEwcHgifQ==" menu_bg="var(--news-hub-black)" menu_shadow_shadow_size="eyJwaG9uZSI6IjAifQ==" menu_arrow_color="rgba(0,0,0,0)" menu_uh_color="var(--news-hub-light-grey)" menu_uh_border_color="var(--news-hub-dark-grey)" menu_ul_link_color="var(--news-hub-white)" menu_ul_link_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" menu_ul_sep_color="var(--news-hub-dark-grey)" menu_uf_txt_color="var(--news-hub-white)" menu_uf_txt_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" menu_uf_border_color="var(--news-hub-dark-grey)" f_uh_font_size="eyJwaG9uZSI6IjEyIn0=" f_uh_font_line_height="eyJwaG9uZSI6IjEuMyJ9" f_uh_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9" f_links_font_size="eyJwaG9uZSI6IjEyIn0=" f_links_font_line_height="eyJwaG9uZSI6IjEuMyJ9" f_links_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9" f_uf_font_size="eyJwaG9uZSI6IjEyIn0=" f_uf_font_line_height="eyJwaG9uZSI6IjEuMyJ9" f_uf_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9" f_gh_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9" f_gh_font_size="eyJwaG9uZSI6IjEyIn0=" f_gh_font_line_height="eyJwaG9uZSI6IjEuMyJ9" f_btn1_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9" f_btn1_font_weight="eyJwaG9uZSI6IjcwMCJ9" f_btn1_font_transform="eyJwaG9uZSI6InVwcGVyY2FzZSJ9" f_btn2_font_weight="eyJwaG9uZSI6IjcwMCJ9" f_btn2_font_transform="eyJwaG9uZSI6InVwcGVyY2FzZSJ9" f_btn2_font_family="eyJwaG9uZSI6IjMyNSJ9"]
[tds_menu_login guest_tdicon="td-icon-profile" logout_tdicon="td-icon-log-out" tdc_css="eyJhbGwiOnsibWFyZ2luLWJvdHRvbSI6IjAiLCJkaXNwbGF5IjoiIn19" toggle_txt_color="var(--news-hub-white)" menu_offset_top="eyJhbGwiOiIxOSIsImxhbmRzY2FwZSI6IjE3IiwicG9ydHJhaXQiOiIxNSJ9" menu_offset_horiz="eyJhbGwiOi02LCJsYW5kc2NhcGUiOiItMyIsInBvcnRyYWl0IjoiLTIifQ==" menu_horiz_align="content-horiz-right" menu_bg="var(--news-hub-black)" menu_uh_color="var(--news-hub-light-grey)" menu_uh_border_color="var(--news-hub-dark-grey)" menu_ul_link_color="#ffffff" menu_ul_link_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" menu_ul_sep_color="var(--news-hub-dark-grey)" menu_uf_txt_color="var(--news-hub-white)" menu_uf_txt_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" menu_uf_border_color="var(--news-hub-dark-grey)" f_uh_font_family="325" f_uh_font_line_height="1.3" f_links_font_family="325" f_links_font_line_height="1.3" f_uf_font_line_height="1.3" f_uf_font_family="325" menu_uh_padd="eyJhbGwiOiIyMHB4IDI1cHggMThweCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjE1cHggMjBweCAxM3B4IiwicG9ydHJhaXQiOiIxMHB4IDE1cHggOHB4In0=" menu_ul_padd="eyJhbGwiOiIxOHB4IDI1cHgiLCJsYW5kc2NhcGUiOiIxNnB4IDIwcHgiLCJwb3J0cmFpdCI6IjhweCAxNXB4In0=" menu_ul_space="eyJhbGwiOiIxMCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjgiLCJwb3J0cmFpdCI6IjYifQ==" menu_ulo_padd="eyJhbGwiOiIxOHB4IDI1cHggMjBweCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEzcHggMjBweCAxNXB4IiwicG9ydHJhaXQiOiI4cHggMTVweCAxMHB4In0=" menu_shadow_shadow_size="0" menu_arrow_color="rgba(255,255,255,0)" menu_width="eyJhbGwiOiIyMjAiLCJwb3J0cmFpdCI6IjE4MCJ9" show_version="" menu_gh_padd="eyJhbGwiOiIyMHB4IDI1cHggMThweCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjE1cHggMjBweCAxM3B4IiwicG9ydHJhaXQiOiIxMHB4IDE1cHggOHB4In0=" menu_gc_padd="eyJhbGwiOiIxOHB4IDI1cHggMjBweCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEzcHggMjBweCAxNXB4IiwicG9ydHJhaXQiOiI4cHggMTVweCAxMHB4In0=" menu_gh_color="var(--news-hub-light-grey)" menu_gh_border_color="var(--news-hub-dark-grey)" f_gh_font_family="325" menu_gc_btn1_bg_color="var(--news-hub-accent)" menu_gc_btn1_bg_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" menu_gc_btn2_color="var(--news-hub-accent)" menu_gc_btn2_color_h="var(--news-hub-accent-hover)" f_btn1_font_family="325" f_btn1_font_transform="uppercase" f_btn2_font_family="325" f_btn2_font_transform="uppercase" f_btn1_font_weight="700" f_btn2_font_weight="700" show_menu="yes" f_uf_font_size="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMiIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ==" icon_color="var(--news-hub-white)" icon_size="eyJhbGwiOjIyLCJsYW5kc2NhcGUiOiIyMCIsInBvcnRyYWl0IjoiMTgifQ==" avatar_size="eyJhbGwiOiIyMiIsImxhbmRzY2FwZSI6IjIwIiwicG9ydHJhaXQiOiIxOCJ9" ia_space="eyJhbGwiOiIxMCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjgiLCJwb3J0cmFpdCI6IjYifQ==" f_toggle_font_family="325" f_toggle_font_size="eyJhbGwiOiIxNCIsImxhbmRzY2FwZSI6IjEzIiwicG9ydHJhaXQiOiIxMiJ9" logout_size="eyJhbGwiOjE0LCJsYW5kc2NhcGUiOiIxMyJ9" f_uh_font_size="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMyIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ==" f_links_font_size="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMyIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ==" f_gh_font_size="eyJsYW5kc2NhcGUiOiIxMyIsInBvcnRyYWl0IjoiMTIifQ=="]

Revisión de Samsung Galaxy S23

Published:

El Samsung Galaxy S23 Ultra no tiene nada que envidiar al resto de dispositivos Android. Ofrece lo mejor de casi todo a un precio asequible. Reconocerás el diseño de inmediato, pero las mejores mejoras están bajo la superficie, esperando a ser llevadas al límite.

Si metieras a la leyenda del rock and roll Bruce Springsteen en un rectángulo de cristal del tamaño de un bolsillo, probablemente tendrías el Samsung Galaxy S23 Ultra. Es potente, duradero, más grande que la vida y adorado por algunos, pero demasiado para otros, como cabría esperar de uno de los mejores teléfonos Android del momento. Como un nuevo disco, el buque insignia de Samsung tiene sus puntos altos y, como Springsteen, sus puntos bajos no son tan bajos. La única pregunta es si deberías abrazar el nuevo sonido o seguir escuchando a los clásicos. Descúbrelo en nuestro análisis del Samsung Galaxy S23 Ultra.

Acerca de este análisis del Samsung Galaxy S23 Ultra: He probado el Samsung Galaxy S23 Ultra (12 GB/512 GB) durante siete días. Funcionaba con Android 13 con One UI 5.1 y el parche de seguridad del 1 de noviembre de 2022. La unidad fue proporcionada por Samsung para este análisis.

Lo que necesitas saber sobre el Samsung Galaxy S23 Ultra

  • Samsung Galaxy S23 Ultra (8GB/256GB): $1,199 / £1,249 / €1,399
  • Samsung Galaxy S23 Ultra (12GB/512GB): $1,299 / £1,399 / €1,579
  • Samsung Galaxy S23 Ultra (12GB/1TB): $1,399 / £1,599 / €1,819

La serie Galaxy S23 llegó como la estrella del evento Galaxy Unpacked de Samsung en febrero de 2023, junto con una saludable dosis de déjà vu. Sigue siendo el primero de la línea de tres teléfonos Galaxy S23, y se mantiene fiel a una huella familiar mientras realiza sus cambios bajo el capó y exige el mismo precio premium que el indomable Galaxy S22 Ultra.

Al igual que su predecesor, el Galaxy S23 Ultra es un ejemplo del Galaxy Note. Lleva un vibrante panel Dynamic AMOLED de 6,8 pulgadas hecho de Gorilla Glass Victus 2 con bordes en cascada que son un poco menos dramáticos que antes. La frecuencia de refresco variable de 120 Hz llega hasta 1 Hz, mientras que el brillo alcanza los 1.750 nits. Además, el Galaxy S23 Ultra presenta un marco de aluminio blindado con bordes planos en la parte superior e inferior, así como el botón de encendido y el control de volumen en el lado derecho. La ranura para el S Pen y la bandeja SIM se encuentran en la parte inferior, flanqueando el puerto USB-C.

Bajo ese exterior premium, encontrarás potencia a raudales. El Galaxy S23 Ultra tiene una batería de 5.000 mAh, así como carga por cable de 45 W y carga inalámbrica de 15 W. Aunque la batería y la carga son las mismas que en el Galaxy S22 Ultra, el modelo base Galaxy S23 Ultra duplica el almacenamiento de 128 GB a 256 GB, respaldado por 8 GB de RAM.

Los cambios superficiales del  s23 ultra son mínimos, pero en su interior hay un montón de potentes mejoras.

Aunque la mayor parte del paquete del Samsung Galaxy S23 Ultra es familiar, hay un nuevo chipset en el corazón de esta bestia. El buque insignia de Qualcomm, el Snapdragon 8 Gen 2 -aquí apodado torpemente Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy debido a algunos ajustes exclusivos de los que hablaremos más adelante- mantiene las luces encendidas y los píxeles bombeando. Al igual que el Snapdragon 8 Plus Gen 1, está fabricado con la arquitectura de 4 nm de TSMC, que gestiona el rendimiento térmico mucho mejor que el Snapdragon 8 Gen 1.

La principal característica que realza el diseño de cristal del Galaxy S23 Ultra es el conjunto de cámaras de alta calidad de Samsung. Sigue incluyendo cuatro lentes, tres de las cuales no han cambiado, pero el sensor principal tiene ahora suficientes megapíxeles para llenar un ejército de teléfonos económicos. El nuevo Isocell HP2 de 200 megapíxeles de Samsung es la estrella indiscutible, rodeado de dos teleobjetivos de 10 megapíxeles (uno a 3x y otro a 10x) y una cámara ultra gran angular de 12 megapíxeles. En cuanto al selfie shooter, el punch hole de 40MP es cosa del pasado. El Galaxy S23 Ultra, al igual que sus hermanos, ahora tiene una opción de 12MP en el frente y en el centro, aunque como veremos, no es el downgrade obvio que se podría pensar mirando la hoja de especificaciones del Galaxy S23 Ultra.

Samsung fue uno de los primeros en empezar a adelgazar el contenido de sus cajas, y el Galaxy S23 Ultra no muestra signos de desaceleración. Viene en una caja negra delgada, con una herramienta de expulsión de SIM, un cable negro USB-C a USB-C, y una pila básica de papeles.

Por supuesto, el Galaxy S23 Ultra no está solo en la gama alta del mercado de smartphones. El Pixel 7 Pro de Google es su rival Android más cercano. Ofrece un sólido compromiso de actualización, un potente trío de cámaras traseras y procesamiento de imágenes de siguiente nivel del chipset Tensor G2 a un precio inferior a 1.000 dólares. Apple tampoco da mucho respiro a Samsung con sus iPhone 14 Pro y Pro Max. Claro que te obligarán a pisar las aguas de iOS, pero la muesca ha desaparecido y la cámara principal de 12 MP ha dejado paso a una potente versión de 48 MP.

Samsung abrió su serie Galaxy S23 para pedidos anticipados justo después de que Galaxy Unpacked terminara el 1 de febrero de 2023, con una fecha de lanzamiento final del 17 de febrero. Está disponible directamente en Samsung, en las principales operadoras de EE.UU. y en otros distribuidores en cuatro colores: Negro Fantasma, Lavanda, Crema y Verde (en la foto de este análisis). Si lo compra a Samsung, también podrá elegir entre otros cuatro colores exclusivos: Rojo, Grafito, Verde lima y Azul cielo. Durante lo que parece ser un tiempo limitado, los que compren directamente a Samsung también obtendrán una ampliación de almacenamiento gratuita, así como crédito instantáneo para accesorios como cargadores o auriculares.

Diseño del Samsung Galaxy S23 Ultra: ¿Ha cambiado respecto al Galaxy S22 Ultra?

Siguiendo con la analogía ligeramente torturada de Springsteen por un momento (perdónenme), los cambios de diseño del Samsung Galaxy S22 Ultra al Galaxy S23 Ultra son como los cambios de «Born to Run» de The Boss (su primer álbum de estudio de éxito) a «Darkness on the Edge of Town» (su segundo). Hay un poco más de práctica y refinamiento, pero los tonos son esencialmente los mismos.

Nada más abrir la caja, te recibe una enorme placa de Gorilla Glass Victus 2 en el color que elijas, con un brillante marco de aluminio Armor en el mismo tono. Dependiendo del color que elijas, es posible que no puedas distinguir el acabado Phantom del Galaxy S23 Ultra de su predecesor hasta que empieces a manejarlo. El cristal trasero sigue siendo de textura satinada y agradablemente antihuellas, y la nueva versión verde es uno de los mejores verdes que hemos visto desde el Pixel 5: sutil, pero no monótono. No hay muchas opciones de diseño que destacar en la limpia y sencilla parte trasera, que solo está salpicada por un logotipo de Samsung y cinco recortes para los elementos del conjunto de cámaras.

Desde el momento en que cojas el Galaxy S23 Ultra, notarás la única diferencia clave respecto al Galaxy S22 Ultra: unos laterales más planos. Los raíles de Aluminio Armor tienen un poco más de sustancia, mientras que los bordes en cascada son un poco menos precarios, por lo que son más fáciles de sujetar sin que se produzcan toques accidentales. A pesar de su aplastamiento lateral, el Samsung Galaxy S23 Ultra tampoco es más grueso que su predecesor, por lo que no ocupará espacio extra en tu bolsillo. Todos los botones y puertos permanecen en los lugares habituales: encendido y volumen a la derecha, ranura para S Pen, puerto USB-C y bandeja SIM en la parte inferior con un altavoz que se dispara hacia abajo. Una nota sobre el querido stylus; el cambio más significativo de este año es que los cuatro colores base vienen con un S Pen negro, acentuado solo por su punta de color a juego. Si eliges uno de los colores exclusivos de Samsung, tendrás un poco más de color en tu vida.

Si no fuera por los laterales más planos del Galaxy S23 Ultra, nunca lo distinguirías de su predecesor.

Quizá sea la suave textura del acabado o las ligeras protuberancias de la cámara, pero nunca me preocupó que el Galaxy S23 Ultra corriera peligro al colocarlo sobre una superficie. Va en contra de la tendencia de los buques insignia que se sienten como anguilas resbaladizas atrapadas en fábricas de petróleo. Es difícil exagerar la diferencia que marcan los laterales planos. Sí, hacen que el teléfono parezca más grueso aunque no lo sea, pero es más fácil de manejar con una mano, especialmente cuando se utiliza el S Pen con la otra. Combínalo con la certificación IP68 y el cristal mejorado y tendrás un buque insignia muy duradero.

Pruebas de carga y duración de la batería del Samsung Galaxy S23 Ultra

Samsung vuelve a ocupar su lugar como rey de la batería de los smartphones. La gran célula dura horas y horas, incluso con el teléfono configurado a su mejor resolución, frecuencia de refresco y chugging de datos. Después de sólo una semana, la bestia todavía se está ajustando a mis patrones de uso diario (un proceso que puede tardar unas semanas), pero estoy a punto de rozar los dos días de uso con entre seis y ocho horas de pantalla encendida antes de tener que buscar un cargador.

Mi uso fue bastante variado durante las pruebas, con algunos juegos, streaming de vídeo, horas de escucha de Spotify a través de Bluetooth y los altavoces integrados, y una dosis de desplazamiento por las redes sociales en mi tiempo de inactividad. Se lo tomó todo con calma, sin calentarse salvo en las sesiones de juego más largas en títulos como Asphalt 9. Teniendo en cuenta mis ya buenos resultados, espero que el Galaxy S23 Ultra siga mejorando a medida que la batería aprenda mi rutina. Después de todo, no suelo pasarme el día intentando acabar con la batería lo antes posible. El drenaje pasivo del Galaxy S23 Ultra es notable con la pantalla siempre encendida, alrededor del 7% durante la noche, pero puedes reducirlo a la mitad si desactivas la función.

Aunque el Galaxy S23 Ultra sigue alcanzando los 45 W de carga por cable, se recarga más rápido que el Galaxy S22 Ultra.

Aunque el Samsung Galaxy S23 Ultra puede utilizar su potente batería durante mucho tiempo, en algún momento se agotará. Cuando lo haga, podrás recurrir a un conjunto familiar de estándares de carga. Al igual que su predecesor, el Galaxy S23 Ultra admite carga por cable de 45 W mediante un cargador USB Power Delivery PPS compatible, que tendrás que comprar por separado; consulta nuestras recomendaciones de cargadores para Galaxy S23 si necesitas uno.

A pesar de que la potencia es idéntica, la velocidad de carga del Galaxy S23 Ultra es más rápida que la del Galaxy S22 Ultra en la práctica. Nuestras exhaustivas pruebas han demostrado que el Galaxy S23 Ultra puede mantener sus velocidades máximas de 45 W durante más tiempo: unos 10 minutos en lugar de casi dos. Al final, se tarda algo menos de 60 minutos en cargar una batería completa, una diferencia de apenas unos minutos con respecto al S22 Ultra, pero eso es tiempo que puedes dedicar a disfrutar de tu dispositivo premium en lugar de a cargarlo.

Si no tienes tanta prisa, también puedes aprovechar la carga inalámbrica de 15W. Tardará más -cerca de 90 o 100 minutos-, pero puede ser la opción más sencilla si prefieres cargar el teléfono mientras trabajas a lo largo del día. Necesitarás uno de los cargadores inalámbricos refrigerados de Samsung para alcanzar la máxima potencia de carga, un accesorio que puede costarte unos 60 dólares, pero por suerte Samsung también ha incluido soporte básico de carga inalámbrica Qi de 10W. También se ha incluido la función Wireless PowerShare de Samsung, que permite invertir la carga de otros dispositivos, ya sean unos Galaxy Buds, un Galaxy Watch o incluso otro teléfono, utilizando la batería del Galaxy S23 Ultra.

Rendimiento del Samsung Galaxy S23 Ultra: ¿Cumple el Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy?

El Galaxy S22 Ultra ya era el mejor amigo de los usuarios avanzados, pero el Galaxy S23 Ultra parece llevar esa relación al siguiente nivel. Han desaparecido muchos de los problemas térmicos (gracias, fabricación de TSMC) asociados al tostado Snapdragon 8 Gen 1, y lo que queda es un delicado equilibrio entre potencia y eficiencia, que se puede disfrutar en todo el mundo, ya que no hay ningún modelo Galaxy S23 Ultra Exynos a la vista.

No obstante, hay que señalar que no todas las mejoras proceden simplemente de abandonar la defectuosa fabricación Samsung del Snapdragon 8 Gen 1. Mientras que el Snapdragon 8 Gen 1 ofrecía tres núcleos de rendimiento idénticos, el Snapdragon 8 Gen 2 aumenta el número a cuatro y divide sus núcleos entre Cortex A710 y A715. Esto aumenta el rendimiento multinúcleo del Snapdragon 8 Gen 2 y garantiza su compatibilidad con aplicaciones antiguas de 32 bits. Profundizamos mucho más en los cambios del último chipset de Qualcomm en nuestro artículo Snapdragon 8 Gen 2, así que te recomiendo que lo leas si quieres conocer todos los detalles.

Sin embargo, la implementación del chip por parte de Samsung difiere de la de otros teléfonos con Snapdragon 8 Gen 2. El «Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy» aumenta las velocidades de reloj de la CPU y la GPU por encima de las del modelo base. Ahora alcanza los 3,36 GHz en lugar de los 3,2 GHz de la CPU y los 719 MHz en lugar de los 680 MHz de la GPU. Esta estrategia se asemeja a la de los chips insignia «Plus» de Qualcomm de mitad de ciclo, aunque está por ver si tendremos un procesador Snapdragon 8 Plus Gen 2 no exclusivo de Samsung más adelante en 2023.

Los resultados del Galaxy S23 Ultra en las pruebas comparativas confirman que este teléfono va en serio. Ha obtenido un 29% más de rendimiento en Geekbench con un solo núcleo que el Galaxy S22 Ultra y casi un 50% más en la puntuación multinúcleo. La diferencia de la CPU es notable para una sola generación de mejora y muestra la gran diferencia que puede suponer la estructura de un chipset. La prueba 3D Mark Wild Life arrojó resultados similares, llegando al máximo en la ejecución base y ofreciendo una puntuación máxima de 13.824 en la prueba de estrés. Como referencia, el Galaxy S22 Ultra obtuvo una puntuación máxima de 9.926 en una sola ejecución, lo que supone un aumento del 39% en el rendimiento máximo de la GPU. El Galaxy S23 Ultra se quedó por debajo de los 9.000 puntos al final de la prueba, pero es significativamente superior a los resultados finales del Galaxy S22 Ultra, por debajo de los 5.000 puntos.

En definitiva, parece que Samsung ha buscado un equilibrio entre potencia y calor en el Galaxy S23 Ultra. El menor rendimiento bajo carga podría mejorar la duración de la batería, aunque no se corresponda con la afirmación de Samsung. Dada la campaña de marketing de Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy, es lógico esperar una potencia superior y sostenida, en lugar de las fuertes caídas observadas en las pruebas de estrés de la GPU. Sí, es más estable a largo plazo que el errático OnePlus 11 y tiene un pico más alto que el REDMAGIC 8 Pro, pero está muy lejos de la consistencia de este último.

El Snapdragon 8 Gen 2 de Qualcomm para Galaxy es el sueño de cualquier usuario potente, al menos en ráfagas cortas.

No importa lo que digan las pruebas, todo depende de cómo se comporte el Galaxy S23 Ultra en el día a día. Y no sólo lo hace, sino que sobresale. Nunca he notado lag, tartamudeos ni esperas en el arranque de las aplicaciones. El Snapdragon 8 Gen 2 para Galaxy aguantó todos mis juegos, el correo electrónico y el streaming con calma y volvió a por más, y rara vez noté acumulación de calor a menos que estuviera encerrado en un juego durante un período prolongado. Mientras que algunos dispositivos emblemáticos no pueden mantener el ritmo con sus frecuencias de refresco de 120 Hz, el Galaxy S23 Ultra lo aprovechó al máximo. Pude navegar por la página principal de YouTube y largas listas de reproducción de Spotify sin ninguna sensación de retraso o demora.

Al igual que su predecesor, el Samsung Galaxy S23 Ultra arranca con 8 GB de RAM en el modelo base, lo que no es nuestra decisión favorita. A este precio, la mayoría de los rivales de Android ofrecen 12 GB o más, lo que permite gestionar mejor las exigencias de las aplicaciones más pesadas. Por ejemplo, algo tan vital para Android como Chrome puede masticar 2GB por sí solo, limitando tu flexibilidad en un dispositivo de 8GB. No podemos opinar sobre el rendimiento del Galaxy S23 Ultra de 8 GB en las tareas cotidianas, ya que nos enviaron una versión de 12 GB para el análisis, pero es algo a tener en cuenta.

Por suerte, ya no tenemos que preocuparnos por los 128 GB de almacenamiento base, ya que la versión «básica» ahora incluye 256 GB de serie. Si actualizas el almacenamiento fijo a 512 GB o 1 TB, obtendrás un complemento de 12 GB de RAM para acompañarlo, que es mucho más apropiado para un buque insignia Android de este precio.

Cámaras del Samsung Galaxy S23 Ultra: ¿Sigue siendo uno de los teléfonos con mejor cámara?

Samsung a menudo pone el listón de los mejores teléfonos con cámara, combinando hardware de primera, controles en profundidad y el procesamiento justo para obtener imágenes agradables en todas las condiciones. El Galaxy S23 Ultra no es una excepción. No reinventa su configuración de cuatro cámaras, pero aporta una nueva capa de pintura en forma de sensor primario de 200 MP. El Isocell HP2 interno de Samsung mide 1/1,3 pulgadas y ofrece una apertura f/1,7 extremadamente amplia. Como ya habrás adivinado por el elevado número de megapíxeles, el binning de píxeles es la clave del éxito, pero puedes conseguir 200 MP si los necesitas. El Galaxy S23 Ultra tiene un factor de 16 por defecto, lo que da como resultado imágenes de 12,5 megapíxeles, pero se puede cambiar a un factor de cuatro para obtener resultados de 50 megapíxeles si es necesario.

Por lo demás, esta bestia es un cuento de lo familiar. Sigue teniendo un par de teleobjetivos de 10 megapíxeles -uno con zoom óptico 3x y otro con zoom óptico 10x- y una opción ultra gran angular de 12 megapíxeles. Los tres objetivos igualan las especificaciones de la cámara del Galaxy S22 Ultra, con un zoom espacial de hasta 100x para las fotos a larga distancia o un campo de visión de 120 grados para las instantáneas ultrapanorámicas.

La configuración de la cámara del Galaxy S23 Ultra es familiar, pero la cámara principal de 200 MP es una nueva bestia.

El chipset Snapdragon 8 Gen 2 de Qualcomm también contribuye a la potencia del Galaxy S23 Ultra. Uno de los cambios clave del chipset es un nuevo ISP cognitivo impulsado por IA, que permite la segmentación semántica en tiempo real. Reconoce los elementos de la imagen en tiempo real y ajusta los detalles antes de pulsar el disparador. Lo detecta todo, desde el color de los ojos y el pelo hasta el reconocimiento de un gato o un perro en una de tus imágenes para acelerar el posprocesamiento.

Por supuesto, la cámara de Samsung no se limita a su hardware. La app de cámara nativa te ofrece todo el control y los modos de disparo que puedas pedir. A diferencia de la línea Google Pixel, que en su mayoría te pide que presiones el obturador y dejes que el teléfono haga el resto, el Galaxy S23 Ultra te da la libertad de ajustar la ISO, la apertura y mucho más desde el primer momento. Seguro que mucha gente se quedará con los ajustes automáticos, pero es bueno tener controles de nivel ultra en un dispositivo tan premium. Si quieres aún más control y capacidad de edición, también tienes Expert RAW. Aprovecha el sensor de 200 megapíxeles del Galaxy S23 Ultra con muchos de los controles de nivel profesional mencionados anteriormente, al tiempo que permite exportar en formato RAW (también disponible a través del modo «Pro» normal para su uso con aplicaciones avanzadas de edición fotográfica).

Como el chico nuevo en una multitud por lo demás familiar, pasé la mayor parte de mi tiempo poniendo 200MP cámara principal del Galaxy S23 Ultra a través de sus pasos. No hay demasiados días soleados en Pensilvania en esta época del año, pero eso no impidió que el Galaxy S23 Ultra de la entrega de excelentes resultados una y otra vez. Las imágenes pixeladas conservan los detalles excepcionalmente bien, y el perfil de color de Samsung es en su mayoría preciso, aunque todavía le gusta potenciar los rojos y los verdes.

Por ejemplo, el furgón de cola de abajo a la derecha es rojo, no se puede negar, pero no era tan vibrante en el día nublado en que tomé la foto. La pared de ladrillo junto al mural también es un poco más intensa que la realidad, aunque esa imagen es un buen ejemplo de los detalles más finos del Galaxy S23 Ultra. Se pueden recortar hoyuelos en el hormigón o partes del arbusto sin que los detalles se vuelvan papilla en un santiamén. El desvanecimiento natural de Samsung también es bueno, como se puede ver detrás de la bombilla en la parte inferior central.

Aunque Samsung ha aprendido en gran medida a controlar sus colores en la cámara principal del Galaxy S23 Ultra, la cámara ultra gran angular cuenta una historia diferente. El detalle es bueno, y la distorsión es mínima con un zoom de 0,6x, pero los rojos y los verdes suben otro peldaño. El mismo furgón de cola y la pared de ladrillo rojo están aún más saturados, mientras que el arbusto delante del mural es de un verde mucho más oscuro. A pesar de la ampliación del campo de visión, los pequeños detalles, como las ramas de los árboles, siguen distinguiéndose en la parte inferior derecha, y el grafiti de la carcasa de la banda es fácil de distinguir.

En cuanto al zoom, el Galaxy S23 Ultra es tan bueno como se anuncia. Ofrece opciones predeterminadas de zoom 1x, 3x y 10x y funciona a la perfección en las tres. No es de extrañar, ya que los teleobjetivos son los mismos que los del Galaxy S22 Ultra, aunque se aprecia un ligero cambio en el perfil de color al superar las longitudes predeterminadas. Tanto la muestra de 30 aumentos como la de 100 aumentos son más oscuras y ligeramente más azuladas, pero aún así se pueden utilizar decentemente. Se pueden distinguir pequeñas motas en la piedra alrededor de la letra L, y las palabras Franklin & Marshall tienen pinceladas visibles de haber sido repintadas.

La estabilización de imagen del Galaxy S23 Ultra también es excelente. No es fácil controlar una cámara con un zoom de 100x, pero la estabilización compensa las manos temblorosas en el frío febrero. En serio, ¿este nivel de detalle en una foto tomada con un smartphone con tanto zoom? Difícil encontrar una apuesta mejor.

La segmentación semántica por IA del Galaxy S23 Ultra también brilla con luz propia en el modo retrato. Identificó fácilmente formas como la torre del reloj y la copa del árbol, clavando cada borde y aplicando el bokeh justo para un resultado agradable. Claro, la identificación de Benjamin Franklin y su forma humana es un poco más fácil, pero el Galaxy S23 Ultra no tartamudea hacia la parte inferior del marco donde terminan sus hombros, tampoco. El Galaxy S23 Ultra utiliza por defecto un zoom 3x para retratos, pero se puede ampliar a 1x si es necesario.

Teníamos especial curiosidad por ver cómo se desenvolvería el Galaxy S23 Ultra con su monstruosa cantidad de megapíxeles en las fotos nocturnas y con poca luz. La respuesta es: con facilidad. Puedes activar el modo nocturno o dejar que se active automáticamente. Los colores y los detalles se acercan más a la realidad en el edificio de ladrillo y el pub de abajo, aunque todavía te encuentras con el problema ocasional de detalles borrosos. Por ejemplo, el hombre que pasea a su perro no estaba precisamente dispuesto a quedarse quieto con el temporizador del Modo Noche, como tampoco lo estaban los árboles sobre la iglesia de la fila inferior.

También me di cuenta de que, aunque el Galaxy S23 Ultra equilibra las luces y la exposición con las bombillas de la imagen de la derecha, no redujo el brillo púrpura a su alrededor. El modo nocturno solo se aplica a la cámara ultrapanorámica y al sensor primario, por lo que es posible que tengas que hacer zoom con los pies si quieres una toma más cercana en las horas crepusculares.

También es seguro decir que la cámara selfie de 40 MP no se echará demasiado de menos. La nueva opción de 12 MP de Samsung es igual de buena, si no mejor, porque tiene píxeles más grandes que no tienen que reducirse. Los colores y los detalles de mi cara son perfectos, y la detección de bordes es bastante precisa en la muestra de retrato. Se perdió un par de pelos (algo que estoy acostumbrado), pero el resto de mi ropa está bien cubierto. Ocasionalmente noté que la cámara selfie a veces no procesaba junto a mi hombro, pero no fue fácil repetir los resultados.

Y, por último, el vídeo. Además de sus enormes megapíxeles, el Galaxy S23 Ultra viene preparado para grabar con algunas opciones de alta resolución. Puede grabar vídeo 8K a 30 fps desde la cámara trasera o 4K a 60 fps. Si necesitas una mayor velocidad de fotogramas, puedes grabar a 1080p a 240 fps. La cámara para selfies también alcanza un respetable 4K a 60 fps. En general, los resultados de vídeo son excelentes, y la estabilización por defecto es suficiente para la mayoría de los casos de uso. Pero ten en cuenta que si vas a grabar a resoluciones más altas, es posible que quieras ampliar el almacenamiento, ya que el vídeo 8K se comerá rápidamente todo tu espacio.

¿Algo más?

  • Pantalla: Para rematar el enorme tamaño del Galaxy S23 Ultra está el panel AMOLED Quad HD+ (3.088 x 1.440) de 6,8 pulgadas de Samsung, que no ha perdido un ápice de calidad. El panel alcanza los 1.750 nits de brillo máximo, y la recreación del color es excelente en todo el espectro. Su frecuencia de actualización variable de 120 Hz baja hasta 1 Hz cuando es necesario, y es fluida en las tareas cotidianas. Si lo que quieres es espacio en pantalla, te costará encontrar un teléfono con más espacio o con tanta calidad.
  • Software: El Samsung Galaxy S23 Ultra llegó con Android 13 nada más sacarlo de la caja, con la skin One UI 5.1 encima. A primera vista, One UI 5.1 no ofrece demasiados cambios, pero hay que profundizar en ciertas aplicaciones para encontrar las actualizaciones. La aplicación de la cámara, por ejemplo, cuenta ahora con una opción para RAW Experto en el menú Avanzado que salta a la aplicación dedicada. También puedes configurar diferentes fondos de pantalla para la pantalla de inicio y de bloqueo en función de tu actividad actual (trabajo, deporte, etc.). Samsung también intenta que el proceso de configuración sea más accesible con un sencillo código QR que permite acceder a las redes Wi-Fi, la cuenta de Samsung y la cuenta de Google desde el primer momento. Algunos widgets nuevos incluyen un widget de batería actualizado para todos tus dispositivos y un widget del tiempo intuitivo que retoca su estilo de ilustración y añade un resumen de las condiciones actuales. También está siempre Good Lock si quieres personalizar aún más tu experiencia Galaxy.
  • Ecosistema: El reinado de Apple como rey del ecosistema ya no está tan asegurado como antes. El Samsung Galaxy es, bueno, del tamaño de una galaxia, abarcando smartphones, tabletas, wearables, auriculares y portátiles Windows. Ah, y Chromebooks. Y todos se conectan entre sí a través de una serie de aplicaciones para reproducir, compartir archivos y mucho más. El Galaxy S23 Ultra no se lanzó junto a un nuevo reloj o un par de Galaxy Buds, pero sí llegó con la serie Galaxy Book 3, incluido el enorme y potente Galaxy Book 3 Ultra. Para la mayoría de los compradores, los smartphones se están convirtiendo cada vez más en una importante pieza central de un rompecabezas tecnológico más amplio, y el buque insignia de Samsung encaja a la perfección.
  • Biometría: Cuando Samsung encuentra una función que le gusta, tendemos a verla durante un tiempo. El lector de huellas ultrasónico integrado en la pantalla del Galaxy S23 Ultra es un ejemplo clásico. Sigue siendo rápido y preciso, y el proceso de configuración de la huella dactilar parece más rápido y sencillo en One UI 5.1. Además del fiable lector de huellas, el Galaxy S23 Ultra también admite el reconocimiento facial. No es tan seguro como el Face ID de Apple, ya que la solución de Samsung no depende de ningún hardware biométrico adicional, pero funciona lo suficientemente bien para desbloquear el teléfono si tienes las manos sucias.
  • S Pen: El diseño tipo Note de Samsung no estaría completo sin su característico S Pen. El lápiz óptico integrado está de vuelta en su lugar habitual en el borde inferior, con un conjunto familiar de características. Admite un conjunto de acciones aéreas para medios, que incluyen pulsaciones simples y dobles para reproducir o saltar canciones. Por lo demás, sigues teniendo opciones como crear una nueva nota, escribir en una captura de pantalla y hacer un AR Doodle, que es algo así como una nota en 3D que vive dentro de tu cámara.
  • 5G: El Samsung Galaxy S23 Ultra es compatible tanto con mmWave como con 5G sub-6GHz en EE.UU., y no tuve problemas para mantenerme conectado. Nos proporcionaron una SIM de T-Mobile durante nuestras pruebas, y pasé casi todo el tiempo conectado a la red 5G UC más rápida.
  • Sonido: Los altavoces del Galaxy S23 Ultra son extraordinarios. Este es fácilmente uno de los teléfonos más fuertes que he usado, logrando un excelente volumen desde el auricular y la unidad de disparo hacia abajo sin distorsión, incluso en el ajuste más alto. Los tonos altos, como la voz humana y las notas de piano, siguen siendo más nítidos que los graves, lo que es típico de un smartphone. Todavía no hay -y probablemente nunca habrá- una toma de auriculares, por lo que tienes que confiar en la robusta conectividad Bluetooth de Samsung, que incluye soporte Bluetooth LE con dispositivos compatibles.
  • Conectividad: El nuevo Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con una gran variedad de opciones de conectividad. Es compatible con Wi-Fi 6E (no llega a Wi-Fi 7, pero está preparado para el futuro), Bluetooth 5.3, un chip NFC para pagos inalámbricos y un chip de banda ultraancha (UWB) que puede utilizarse con los rastreadores Bluetooth Galaxy SmartTags Plus de Samsung.
  • Actualizaciones: La política de actualizaciones de Android de Samsung sigue siendo una de las mejores y más brillantes del panorama Android. Es difícil rascar cuatro años de actualizaciones de la versión de Android y cinco años de parches de seguridad, especialmente cuando el Galaxy S23 Ultra llegó con Android 13 y la última skin One UI 5.1 nada más sacarlo de la caja. Otras marcas han empezado a mejorar sus compromisos para igualar a Samsung, pero el Galaxy S23 Ultra sigue marcando la pauta con su sólida reputación en cuanto a la puntualidad de las actualizaciones.

Especificaciones del nuevo Samsung Galaxy S23 Ultra

Samsung Galaxy S23 Ultra
Visor AMOLED dinámica de 6,8 pulgadas
Pantalla Edge (curva)
Resolución QHD+ (3.088 x 1.440)
Relación de aspecto 19,3:9
Frecuencia de actualización adaptativa de 120 Hz (de 1 Hz a 120 Hz)
Procesador Snapdragon 8 Gen 2
RAM 8GB or 12GB
Almacenaje 256 GB, 512 GB o 1 TB
No admite tarjetas microSD
Potencia Batería de 5.000 mAh
Carga por cable de 45 W
Carga inalámbrica de 15 W
Sin cargador en la caja
Cámaras Trasera:
– Sensor principal ancho de 200MP (f/1.7, OIS)
– Ultra gran angular de 12 MP (f/2,2)
– 10MP 3x telefoto (f/2.4, OIS)
– 10MP 10x teleobjetivo (f/4.9, OIS)Frontal
– 12 MP panorámica (f/2,2)
Software Android 13
One UI 5.1
4 actualizaciones de Android
5 años de actualizaciones de seguridad
Compatibilidad con S Pen Sí, integrado con ranura de almacenamiento
Grado de protección IP Certificado IP68
Dimensiones 163.3 x 77.9 x 8.9mm
Peso 233g
Materiales Parte delantera y trasera Gorilla Glass Victus 2
Marco de aluminio blindado
Colores Phantom Negro, Verde, Crema, Lavanda

Rojo, Azul cielo, Grafito, Verde lima (exclusivos de Samsung)

 

Precio del Samsung Galaxy S23 Ultra: Valor y competencia

Samsung Galaxy S23 UltraSamsung Galaxy S23 Ultra

Samsung Galaxy S23 Ultra, s23 ultra, Samsung Galaxy s23

Nueva cámara principal de 200 MP – Bonita pantalla – Funcionalidad S Pen

La versión Ultra del buque insignia de la línea 2023 de Samsung

Equipado con el mismo Snapdragon 8 Gen 2 que los modelos más pequeños de la serie, el Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece una mayor capacidad de almacenamiento y una impresionante cámara de 200 MP. La compatibilidad con S Pen y una pantalla de 6,8 pulgadas hacen que el Ultra sea ideal para tomar notas sobre la marcha.

El Samsung Galaxy S23 Ultra es un teléfono que sabe cuál es su lugar en un mercado saturado. Te ofrecerá un montón de potencia en un paquete premium, pero exigirá un precio premium para acompañarlo. Aunque el precio no ha aumentado de generación en generación en EE.UU., tendrás que pasar de los 1.000 dólares para tenerlo en el bolsillo. La ecuación del valor se complica un poco en mercados clave como Europa, donde el Galaxy S23 Ultra ha sufrido una subida de precio bastante pronunciada en comparación con el Galaxy S22 Ultra.

Aparte de los cuestionables 8 GB de RAM del modelo básico, será difícil encontrar una omisión flagrante o incluso un ligero defecto en la hoja de especificaciones, por lo que ciertamente obtienes lo que pagas. Sin embargo, el resto de la competencia, tanto Android como iOS, se está poniendo al día con competidores lo suficientemente potentes como para que encuentres otro sitio en el que gastar tu dinero.

Es el adorable niño del medio que sigue mejorando a pequeños pasos. Al igual que el Galaxy S23 Ultra, el diseño no ha cambiado mucho, aunque la protuberancia de la cámara Contour Cut es cosa del pasado. No ofrece el mismo conjunto de cámaras de élite, pero está a la altura de su compañero de gama alta con un chipset Snapdragon 8 Gen 2, carga por cable de 45 W y un montón de almacenamiento sin un mísero modelo base de 128 GB. Algunas personas también pueden preferir la pantalla plana y los lados, que se sienten muy bien – y un poco más manejable – en la mano.

Samsung Galaxy S23 Ultra vs Galaxy S23 in hand

Dicho esto, si te preocupa el tamaño del Galaxy S23 Ultra e incluso del Plus, el Galaxy S23 vainilla (799,99 $ en Samsung) podría ser para ti. Hace algunos sacrificios -carga por cable de 25 W y 128 GB de almacenamiento en el modelo básico-, pero la pantalla AMOLED de 6,1 pulgadas es perfectamente llevable en el bolsillo y cómoda de sostener. Muchos de los ajustes de software y las arrugas son los mismos, también, por lo que es un teléfono fácil de recomendar si quieres la experiencia premium de Samsung en un paquete mucho, mucho más portátil.

Si no te preocupa tanto el precio, los plegables de Samsung también pueden servirte. El Galaxy Z Flip 4 (999,99 $ en Samsung) es el clamshell más refinado que existe, y por fin mejora algunas de nuestras quejas clásicas. La batería es mayor que la de su predecesor, la carga es más rápida y las cámaras tienen más potencia.

Por supuesto, su enfoque de la vida cotidiana es completamente distinto al del Galaxy S23 Ultra. Mientras que el Galaxy S23 Ultra adopta una mentalidad potente y multiuso, el Galaxy Z Flip 4 es una pieza de estilo que equilibra la nostalgia y lo que nos depara el futuro de los smartphones.

El Galaxy Z Fold 4 de Samsung (1799,99 $ en Samsung) es el ultra plegable, con un precio que eclipsa incluso al Galaxy S23 Ultra. Trae una versión de Android adaptada de forma única con una barra de herramientas y otros ajustes, y ofrece compatibilidad con S Pen para los usuarios que prefieren el lápiz óptico.

Samsung también ha mejorado la configuración de la cámara, acercándola al trío del Galaxy S23 estándar y el Galaxy S23 Plus, aunque sigue por detrás del Galaxy S23 Ultra en la importantísima cámara principal. No encontrarás una mejor experiencia multiaplicación, con la opción de abrir hasta tres a la vez en la pantalla interna. Ese panel de 7,6 pulgadas rivaliza en extensión con una tableta pequeña, mientras que la pantalla externa de 6,2 pulgadas es más que espaciosa para las tareas cotidianas.

Una vez que se sale de la gama Galaxy, las opciones se abren aún más. Quizá el mejor ejemplo sea el Pixel 7 Pro de Google (899 $ en Amazon), con su piel Android ligera y rápida, su increíble procesamiento de imágenes y su precio imbatible. El diseño refinó en lugar de reinventar el Pixel 6 Pro, sin embargo, el Pixel 7 Pro ahora lleva el Tensor G2 interno bajo el capó, llevando sus capacidades de aprendizaje automático e IA un poco más allá, al tiempo que mejora el rendimiento térmico del primer chip Tensor. El Pixel 7 Pro de Google se acerca en tamaño al Galaxy S23 Ultra, pero la experiencia de usuario es totalmente diferente. Donde el Pixel 7 Pro se apoya en Google para hacer gran parte del pensamiento por ti, el Galaxy S23 Ultra prefiere ponerte en control total.

Si estás dispuesto a aventurarte más allá de la comodidad y la personalización de Android, los iPhone 14 Pro (999,99 € en Best Buy) y Pro Max (1099 € en Best Buy) de Apple son tan buenos como siempre. Se acercan más al Galaxy S23 Ultra en términos de precio y hacen los cambios suficientes para despertar el interés.

La muesca largamente denostado se ha ido a favor de una isla dinámica, y la cámara principal de 12MP probado y verdadero se ha cambiado por una opción de 48MP – Samsung no es el único en empujar los megapíxeles de esta generación. También encontrarás el chipset actualizado A16 Bionic sólo en el iPhone 14 Pro y Pro Max, añadiendo un poco más de razón para derrochar el dinero. El iPhone 14 Pro o Pro Max también puede ser el buque insignia que elijas como aspirante a cineasta: las funciones de vídeo y las opciones de exportación de Apple son de las mejores que existen.

Análisis del Samsung Galaxy S23 Ultra: El veredicto

El Galaxy S23 Ultra es el «Born in the USA» de Samsung: una oferta destacada en una línea de ofertas destacadas, y que la gente reconocerá desde la nota inicial. No se amilana ante nada y prefiere competir con los mejores del mercado superándolos en lugar de encontrar un cuidadoso equilibrio.
El cuarteto de cámaras traseras de Samsung sigue siendo una fuerza a tener en cuenta, tanto si tomas una instantánea de 200 MP como si no. Si a esto le añadimos un diseño de primera calidad, aunque familiar, un rendimiento excelente y una batería que dura días, es fácil entender por qué el Galaxy S23 Ultra se merece estar en lo más alto.

El Galaxy S23 Ultra de Samsung es un buque insignia de gran potencia y coste que recompensa a quienes lo llevan al límite.

El Galaxy S23 Ultra no sólo quiere un lugar en la cima ahora mismo; espera permanecer allí. El excelente compromiso de actualización y los estándares de conectividad de Samsung mantendrán su buque insignia fresco durante años, y los materiales de gama alta soportarán más que su parte de desgaste. Puede que sea más de lo que la mayoría de los usuarios necesitan en términos de tamaño, potencia y coste, pero será difícil encontrar un punto débil evidente.

Si demasiado de algo bueno puede considerarse un problema, es un buen problema. El Samsung Galaxy S23 Ultra no se reinventa a sí mismo, pero no tiene por qué hacerlo. Su combinación de tamaño, potencia y flexibilidad sigue estableciendo el estándar de oro Android para un buque insignia «hazlo todo», sin importar el precio.

Las mejores preguntas y respuestas sobre el Samsung Galaxy S23 Ultra

¿Cuál es la diferencia entre el Samsung Galaxy S22 Ultra y el Galaxy S23 Ultra?

El Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece el chipset insignia Snapdragon 8 Gen 2 de Qualcomm frente al Snapdragon 8 Gen 1 del Galaxy S22 Ultra. También incorpora una cámara principal de 200 MP en lugar de la cámara de 108 MP del Galaxy S22 Ultra. Echa un vistazo a nuestra comparativa dedicada Galaxy S22 Ultra vs Galaxy S23 Ultra para ver una lista completa de todas las diferencias.

VER MÁS: Samsung Galaxy S23 Ultra frente a Samsung Galaxy S22 Ultra

¿Necesita una funda el Samsung Galaxy S23 Ultra?

El Galaxy S23 Ultra está fabricado con materiales bastante duraderos, pero como con cualquier buque insignia caro, siempre recomendamos comprar una funda para proteger tu inversión. Echa un vistazo a nuestra lista de las mejores fundas para Galaxy S23 Ultra y descubre nuestras recomendaciones.

¿Es el Samsung Galaxy S23 Ultra resistente al agua?

El Galaxy S23 Ultra no es técnicamente resistente al agua, pero la clasificación IP68 significa que el Galaxy S23 Ultra puede sumergirse hasta 1,5 metros de agua durante 30 minutos.

¿Tiene el Samsung Galaxy S23 Ultra una ranura SIM?

Sí, el Samsung Galaxy S23 Ultra tiene una ranura SIM montada en la parte inferior para una nano-SIM física. Sin embargo, también puedes descargar una eSIM si tu operador la admite para la funcionalidad dual-SIM.

¿Tiene el Samsung Galaxy S23 Ultra una ranura para tarjetas SD?

No, el Samsung Galaxy S23 Ultra solo tiene ranura SIM. Si te preocupa quedarte sin almacenamiento, puedes elegir hasta un modelo de 1 TB.

¿Sigue siendo compatible el Samsung Galaxy S23 Ultra con el S Pen?

Sí, el Galaxy S23 Ultra sigue soportando el S Pen con una ranura de almacenamiento integrada.

Esto te podría gustar..

Recién publicado